miércoles, 22 de julio de 2015

Las semillas Chia y sus beneficios.

Hay mucha gente que ya las empieza a conocer pero seguramente hay muchos que no las conocen aún y hoy vamos a detallar todos los beneficios que tienen las semillas de Chía.


 Son excelentes en fibra,antioxidante ,calcio ,proteínas y ácidos grasos omega 3 por lo que es muy beneficioso para la gente que no tome pescado que sea vegetariana o vegana , deportistas, y toda gente en general por sus nutrientes naturales.
Esta minúscula semilla tan pequeñita hace que nos sintamos llenos más rápido, es decir, nos sacia ya que absorbe 10 veces su peso en agua.

Cuando se compran las semilla de Chía hay que saber que para que saque sus beneficios se debe de tomar siempre con agua ,por ejemplo si tomamos una cucharada de ellas tendríamos que tomar un vaso de agua después o más fácil aún que es como yo lo hago:

Cojo un tarrito de cristal ,añado una o dos cucharadas de Chía y lo lleno con un poquito de agua hasta que sobrepase ,ellas mismas sacarán un gel voluminoso que es el que produce la sensación de saciedad y que tiene el nombre de mucílagos una fibra soluble que es beneficioso para el estreñimiento,eliminación de toxinas,personas con diabetes por su regulación en sangre...

Ese gel junto con las semillas lo puedes añadir a las ensaladas, batidos, zumos o tomártelo tal cual.





Otra forma de tomarlas es como germinados aquí os dejo las fotos y como lo realice...


Pongo en un recipiente un poco de papel de cocina y añado las semillas de Chia rociándolas con agua.Siempre deben de estar húmedas, sobretodo el papel pero no chorreando.










Al día siguiente verás que empiezan a crecer y así hasta 7 días donde los podrás recoger y añadir a tu ensalada  



     

    








No olvidéis que siempre tienen que estar húmedas


Y cuando estén así ya podéis cogerlas para vuestra ensalada.Son un poco amargas lo que hace que nos limpie el hígado.




Cuando  compras una bolsa de semillas de Chía date cuenta que están almacenadas en seco y pueden durar hasta cuatro años sin que ello se deteriore ni el sabor,ni el olor o el valor nutritivo.

Y si quieres hacer una mermelada con ellas solo tienes que añadir tres cucharadas soperas en un 1/2 del zumo que más te guste.Déjalo reposar una hora y mételo en un tarro de cristal, así obtendrás una mermelada rápida y ligera para disfrutar en cualquier momento.

Apórtalas a tu vida cotidiana , parecen que no son gran cosas y son espectaculares para nuestro organismo.

Suscríbete por email y beneficiate de más consejos! Solo para suscriptores.